Hace un par de décadas, algunos de nuestros padres o abuelos nos compraban un chorro de popotes para que pudiéramos disfrutar sin problemas de nuestros jugos o lechitas. El único tema para dejar de utilizarlos era para que aprendiéramos a tomar directo del vasito entrenador, sin embargo, nunca se mencionaba el tema de los plásticos y la ecología.

Afortunadamente las nuevas generaciones parecen tener eso muy presente. Cada vez nos preocupamos más por el cuidado de los animales, por utilizar productos que no dañen la capa de ozono y por evitar otros tantos que dañen el medio ambiente, así como los popotes lo hacen con los océanos y todo su ecosistema.

¿Recuerdan este video?

Fue grabado en el 2015 por Christine Figgener, una bióloga marina durante una investigación sobre el ciclo reproductivo de las tortugas golfinas en Costa Rica en el que encontraron a una tortuga que parecía llorar mientras le sacaban un popote de la nariz.

El video generó tanta conciencia que parece haber sido el principal parteaguas en evitar el uso de los plásticos innecesarios. Hoy en día no solo las nuevas generaciones están luchando por poner un granito de arena en el planeta sino grandes empresas como Starbucks, una de las principales cafeterías del mundo que anunció sus planes por deshacerse de los popotes de plástico para el año 2020.

Entre sus planes está crear nuevas tapas para las bebidas frías y popotes de papel o plástico compostable para así evitar los mil millones de popotes de plástico que al año se utilizan en sus cafeterías.

La nueva tapa que Starbucks planea introducir para eliminar los popotes.

Según un comunicado de la compañía, en México ya se tiene el compromiso de no usar más popotes de plástico, a menos que el cliente lo pida; y para el 2020 se eliminarán por completo.

Cuéntanos qué haces tú por el medio ambiente.