¿Alguna vez pensaste adentrarte en el mundo digital? ¿Te pasó por la cabeza convertirte en YouTuber? Para muchos, convertirse en creador de contenido no es más que un hobbie del cuál no se puede vivir, pero para este granjero, esta opción fue la que lo salvó de hundirse en la pobreza.

Se trata de Antón Joróshev. Él no nació con padres ricos ni nada por el estilo. Al contrario, vivía en una triste unidad de viviendas aisladas de la civilización de Stávropol; y su única opción para no seguir viviendo en la pobreza era empezar a hacer algo. ¡Ser un YouTuber!

“Necesitaba empezar un negocio que creciera rápidamente, para así poder comprar mi propia casa y salir de este lugar”, cuenta Antón.

Antón siempre quiso ser una estrella de YouTube y no había mejor momento para intentarlo. Así que abrió su canal al que nombró “¡La familia en el campo!” que, impresionantemente, se volvió viral en muy poco tiempo.

Gracias a atreverse a hacer algo nuevo, logró comprar una casa en la región que siempre soñó donde ahora tiene la oportunidad de cultivar y seguir creando contenido. Y no sólo eso. Su canal es tan conocido que le han propuesto crear una empresa agrícola conjunta.

Y tú, ¿qué esperas para abrir tu canal?