¿Sabes en qué animal está inspirado Pikachu? Y no, no es un ratón como muchos llegamos a pensar. Se trata más bien de una ardilla. Pero ¿quién ha visto una ardilla amarilla?

Lo que sí hemos visto es una increíblemente zarigüeya con las mismas características del querido Pokémon que fue apodada justamente igual, Pikachu. Esta criatura llegó a la Clínica Veterinaria de Boronia en Melbourne, Australia.

Su peculiar color amarillo se debe a una mutación genética que lo diferencia de otras zarigüeyas que suelen ser cafés.

De acuerdo con los veterinarios, la pequeña criatura de apenas cinco meses de edad cayó de la espalda de su madre, sin embargo, es complicado devolverlo a la vida silvestre debido a que su color lo convierte en una presa fácil para los depredadores.

“Uno de los problemas con su inusual color, particularmente si son pálidos, es que este es un animal nocturno, y si son pálidos se vuelve obvios para los depredadores como los búhos”, afirma el Dr. Kath Handsy de de la Universidad de Melbourne.