Como seguramente lo sabes, YouTube causó un gran alboroto en redes sociales después de haberse caído su plataforma. Durante ese momento, no faltó quien reinició su módem, reinstaló la app o incluso, apagaron y encendieron su teléfono como locos una y otra vez.

Tampoco se dejaron esperar los memes que inundaron las redes durante las horas en las que YouTube estuvo inservible.

Pero lo que verdaderamente nos dejó con la boca abierta fueron las múltiples teorías de conspiración acerca de la caída de la plataforma de videos más usada.

Todo este desastre comenzó en el sitio 4Chan, donde se reveló la existencia de dos espeluznantes videos que mostraban a un supuesto “reptiliano” y a varios políticos siendo participes de un ritual satánico.

Lo curioso es que, de acuerdo con varios usuarios, minutos antes de la caída de YouTube fueron subidos a la red estos dos videos que, una vez que se restableció el servicio, habían desaparecido.

El primer clip era titulado “(Dreamer Heaven Level’s) 1. Rain’s Demise of Reptile” y mostraba a un hombre con cabeza de serpiente en lo que parecía ser un hangar. Según los que lograron ver el video, este sujeto realizaba pruebas físicas para demostrar cómo podía cambiar su apariencia a voluntad, además de levantar un pesado bloque de concreto sobre su cabeza.

En el segundo video, que es el que realmente habría causado la caída de la plataforma, mostraba a importantes políticos como Barack Obama participando en un tipo de ritual satánico con sacrificios humanos.

Varios comentarios de algunos usuarios, tanto personalidades de Estados Unidos como de Europa aparecen frente a un altar con la estrella de David.

Lo cierto es que, aunque las evidencias parecen ser sólidas, las teorías no cuentan con ningún soporte real, además de que los videos ya no existen en ningún rincón del internet.

Por otro lado, la noticia sobre la cura del VIH se dio a conocer inmediatamente luego de la publicación de estos videos y poco antes de la caída de YouTube. Lo que muchos tomaron como una cortina de humo.

¿Una teoría descabellada o un intento por ocultar información importante?