En el año 2006, la Unión Astronómica Internacional, estableció que para considerar un cuerpo celeste como planeta debe cumplir tres reglas, una de las cuales indica que debe despejar el espacio alrededor de su órbita.

Sin embargo, Philip Metzger, científico planetario de la UCF puso en tela de juicio los criterios por los que la IAU le quitó a Plutón su título de planeta enano, con un nuevo estudio que pone en evidencia la falta de investigación en la que se basaron para postular dicha regla.

En el nuevo estudio, Metzger revisó la literatura científica de los últimos 200 años y solamente encontró una investigación en la que se utilizó el mismo requisito que plantea la Unión Astronómica Internacional, y que, además, está basado en un razonamiento que no se había demostrado hasta entonces.

Además, declaró que dicha definición es vaga, pues no especifica lo que querían decir con limpiar su órbita.

“Si tomas eso literalmente, entonces no hay planetas, porque ningún planeta despeja su órbita”, señaló.

Finalmente, el científico recomendó la clasificación de los planetas en función de si tiene el suficiente tamaño para que su gravedad le permita tener una forma esférica.

“Plutón es más dinámico y vivo que Marte, y es el único planeta que tiene una geología más compleja que la Tierra”.