Si usas lentes, aunque muchas veces es cool tener ese toque intelectual, otras resultan muy molestos. Todos odiamos cuando los cristales de nuestros anteojos se empañan cada que bebemos alguna bebida caliente, o cuando queremos ver la televisión acostados, pero estos se mueven al tocar la almohada. ¿Les ha pasado?

Por fortuna, eso podría acabarse gracias a unas nuevas nano-gotas desarrolladas por científicos investigadores de la Universidad Bar-ILan, las cuales pueden curar problemas visuales, como la miopía e hipermetropía.

PERO, ¿CÓMO FUNCIONAN?

La nanotecnología incluida en estas gotas logra corregir el índice de refracción de la córnea. ¡Increíble! ¿No?

Lo impresionante es que este procedimiento es tan sencillo como tres simples pasos. El primero es descargar una app en tu celular que te permitirá ver qué tan afectada está tu capacidad visual, para luego, con otra aplicación, enviar pulsos de láser al ojo y así crear una marca en los espacios que se deben corregir.

Finalmente, debemos colocar las gotas hechas con nanopartículas de proteínas no tóxicas, para ayudar a revertir la miopía e hipermetropía en las partes que previamente marcamos con el láser.

Sabemos que suena tan fabuloso que no parece verdad, y lo cierto es que apenas se han hecho pruebas en cerdos, pues los ojos de estos animales tienen gran similitud con la nuestra, y los resultados tuvieron mucho éxito.

Así que, si las pruebas siguen como hasta ahora, para el próximo año podrían empezar a realizar pruebas en humanos.

¿Te gustaría probar esta avanzada técnica?